miércoles, 6 de agosto de 2014

X





Es fácil ser fiel a si mismo en un mundo donde la fidelidad no vende, donde todo es un truco de marketing?  Me regalaron X  por mi santo en 2011. Cuando lo vi pensé que me iba a gustar, pero por circunstancias de la vida no lo he leído hasta este verano. Un libro de los que te hacen reflexionar y sonreír con sus ironías. Sencillamente brillante.

Os dejo un fragmento:

- Vete, ve a ver a mamá sin mí. El tiempo tiene la manía de deshinchar nuestras resoluciones y adecuarse a todo aquello que el centro de nuestro ser preferiría rechazar. Con todo mi centro está más centrado que esa corrompida mitad tuya. Yo a pesar de los desvíos y las interrupciones que he ido encontrando más allá de ese arrecife que es mi playa, soy fiel a mí mismo. 
En vez de asentir en silencio esta vez me marché.

martes, 5 de agosto de 2014

Gredos



Esta vez no es un curso de inglés ni tampoco de francés ni de alemán, ha sido una semana inolvidable y lo mejor de todo, por supuesto, las personas que he conocido allí. 

martes, 15 de julio de 2014

El duelo y la fiesta


      Lo bueno de los libros es que mientras los lees estás en una realidad paralela, a veces mejor, otras no tanto. El duelo y la fiesta pertenece a la segunda categoría. Madres desnaturalizadas, depresiones que se palpan en el ambiente, criadas y señoras. Poetas. Curas. Madres que abandonan a sus hijos por no poder ir al cine, maridos que venden la casa de su mujer sin que ella lo sepa, sentimientos de angustia, hijos castigados por no decir donde pasaron la tarde, adolescentes rebeldes, cosas que no se pueden expresar con palabras, la sin nombre llamando a la puerta y todo lo que se intuye de un final que no deja de ser interpretable.  

martes, 8 de julio de 2014

El despertar de la señorita Prim


     No es un pensamiento racional ni lo podría explicar con palabras, cuando me regalaron este libro( El despertar de la señorita Prim )supe que me iba a gustar, pese a que el resumen de la contraportada y las primeras páginas no dejaban vislumbrar ni de lejos hasta qué punto me encantaría. 
     ¿Quién no ha sentido alguna vez que pertenece a otra época? ¿ quién no ha escuchado ese ruido interior que te ensordece el alma? ¿quién no ha tratado de huir sin saber ni dónde ir ni qué buscar? A veces creemos que somos únicos, especiales, que lo que pensamos no lo piensa nadie más, que lo que sentimos no lo siente nadie más y de vez en cuando te sorprendes encontrándote en letras que no has escrito tú, en renglones en los que la reflexión no es directamente proporcional al grado de angustia sino una válvula de escape al espacio exterior.
   En breves palabras, reflexión e ironía van de la mano en este libro de 345 páginas. Absolutamente recomendable. 

domingo, 22 de junio de 2014

El cisne azul


         Cuando la nada se convierte en algo relativo despierto de un largo sueño, un sueño de cisnes azules. Cisnes azules que sueñan con ser blancos, inmaculados, perfectos, pero siempre hay un pero. Un pero que todo lo cambia, un imposible, un "necesita mejorar" un atisbo de imperfección contrastada,  una duda que está lejos de ser metódica, una ilusión que se desvanece ante un semáforo rojo, un grito que nadie escucha, un baile de soledad infinita.

lunes, 27 de enero de 2014

La avispa

No sé,  si tiene importancia o no, hay sueños que apenas recuerdas, otros que olvidas enseguida y otros, como el de esta noche, que hacen que te despiertes. 

Estoy en una especie de río de aguas transparentes que parece un mar por el contenido aunque no por la forma. Sé que alguien me busca y sé que me va a encontrar. Miro el agua, hay algas gigantes.  Pregunto si es posible pasar por encima de las algas sin rozarlas, me dicen que no. Las algas me rozan, pero no me hacen daño.  Salgo del agua y veo a la persona que me estaba buscando.

De repente,  estamos en una librería y me dice que por fin ha encontrado el libro de las avispas que tanto había buscado, pero que para hablarme del libro, tengo que salir fuera. Hay una avispa, él la coje con cuidado,  mimándola, como si de algo bueno se tratase.

Salgo fuera, él me vuelve a decir lo contento que está por haber encontrado el libro y se va, la avispa se queda y viene directa hacia mí,  cierro los ojos, tengo miedo, la oigo revolotear alrededor y en ese momento comprendo que la tengo que matar.

Abro los ojos, estoy en mi habitación y gracias a Dios, no hay avispas que inoculen su veneno en mi interior...

miércoles, 15 de enero de 2014

Entre fantasmas

Cuando llegas al final de una serie que has seguido capítulo a capítulo, temporada a temporada el sentimiento es difícil de describir. Por un lado quieres saber como acaba la serie y por otro lado los personajes han llegado a formar parte de tu vida de una manera u otra. Desacostumbrarse siempre es difícil.

Hay quien dice que Entre Fantasmas no es creíble que la protagonista es demasiado perfecta, que si ves de verdad un fantasma no se te queda esa cara...Pero yo lo miro desde otra perspectiva,  desde el punto de vista de quien hace algo por los demás aunque le suponga poner patas arriba su vida y que la tomen por loca en repetidas ocasiones.

También dicen que la serie no engancha porque los casos se resuelven en cada capítulo y no tienen relación con los siguientes. La verdad es que si ves capítulos sueltos es lo que parece.  Sin embargo, cuando ves la serie completa y en orden te das cuenta de que hay subtramas entrelazadas. En la vida real, a veces también nos pasa eso,  que perdemos el hilo, descontextualizamos y nos perdemos partes importantes de lo que tenemos delante.  De hecho, cuando he empezado a ver el último capítulo de la última temporada,  me he dado cuenta de que ya lo había visto antes, y por supuesto hoy ese mismo capítulo tenía un sentido que no percibí en su momento.