domingo, 28 de junio de 2009

Muerto el perro se acabó la rabia

Lo que viene a continuación es un relato que acabo de escribir, me gustaría que me diéseis vuestra opinión.

Abrí la puerta muy despacio, podía sentir los latidos de mi corazón, sabía que dentro no habría nadie, estaría yo sola con mi conciencia y mis remordimientos, pero necesitaba hacerlo, era demasiado, demasiadas noches sin dormir, demasiadas pesadillas, no podía soportarlo más.

La habitación era muy pequeña con un gran ventanal al fondo, la ventana estaba cerrada, me asfixiaba, entré sigilosamente, abrí el tercer cajón de la mesilla de noche y encontré la cartera de Alberto, pero estaba vacía, me invadió la desolación, ¿cuándo podría borrar los recuerdos?, ¿Cuánto tiempo tendría que esperar?.

Respiré unos segundos lentamente y me acordé de ti, de la forma de expresar tus ideas, de tu mirada al infinito, de esos momentos en los que hubiera dado cualquier cosa por saber en qué estabas pensando, ¿cuál era la realidad, la verdad de ti y de mí?, demasiadas contradicciones para mi lenta cabeza. Estaba absorta en estos pensamientos cuando de repente una voz me sobresaltó, sonó tan cerca que creí que alguien estaría detrás de mí, pero me equivoqué, no había nadie. Salí de la habitación y recorrí todo el apartamento desde un extremo hacia el otro ¿me había vuelto loca definitivamente?

Pensé en encender el aire acondicionado, no hacía nada de calor, pero deseaba olvidar, olvidar con todas mis fuerzas. El invierno siempre fue la mejor época, encendí el aire y me puse el jersey de rayas negras y grises, siempre me había gustado ese jersey, llegué a pensar que el jersey me traía suerte, lo llevaba el día que te conocí, es curioso cómo se pueden llegar a pensar cosas tan absurdas.

Tú estabas en el balcón y me llamabas por mi nombre, saliste para ver las estrellas y te quedaste dormido sin verlas, cuando despertaste estaba amaneciendo. Yo me alegré de verte, pero no te dije nada, me limité a abrirte la puerta, me preguntaste si tenía frío y contesté que no.Te pregunté si me habías llamado antes y me dijiste que sí, pero que creías que no estaría en casa. Respiré, por lo menos las voces no las había imaginado.

Sin mas dilación te pedí las pastillas de OIP(Olvido Irreversible Permanente) , pero te enfadaste conmigo porque sabías perfectamente porque quería tomarlas, recogí todos mis libros y me fui, no podía pensar en volver a casa de mi madre, pero no tenía otro sitio donde ir. Me senté en la escalera y abrí un libro de tapas azules, lo había cogido por error, era tuyo, abrí la página 90 y allí estaban las pastillas, no podía creerlo. Me las tragué sin agua, sin pensar en las consecuencias.

Debí quedarme dormida pues al despertar un desconocido no paraba de preguntarme que dónde estaban las pastillas, que porqué las había tomado, yo le dije que no sabía a qué pastillas se refería, el desconocido tenía unos ojos preciosos, me pareció interesante pero pensé que estaba loco y salí corriendo.

Miradas



Miradas que no miran al exterior, sueños reencontrados, encuentros que ilusionan, ilusiones perdidas, pérdidas que reflejan la lluvia en tu interior, interiores confortables, lugares comunes, idealismos múltiples, olvidarme de mí, cerrar los ojos y gritar, sonidos sin voz, ahogarme en un suspiro, sentir demasiado y no sentir nada, perderme en tu mirada, revivir en un instante, perder la confianza y volver a recuperarla, ignorar los porcentajes, preocuparme demasiado, vivir el momento y despertarme con demasiada frecuencia. Apagar el despertador del tiempo. Vaciar la copa de aire acondicionado, sentir el dolor en la garganta, llenar el vaso de limón y sal, desear con intensidad que la copa no este vacía. Llenarla por última vez.

sábado, 27 de junio de 2009

La torre de Hanói


El otro día me leí La torre de Hanói de Carlo Frabetti, es un libro curioso empieza como si fuera una novela de misterio, piensas en un asesino en serie, en una secta, en un complot, pero luego en cierto modo te decepciona, pues no ocurre nada de eso, por otro lado es interesante el cóctel que hace entre filosofía y matemáticas, la interpretación de la caverna de Platón, la crítica social, los distintos puntos de vista, y la banda sonora, que por supuesto no aparece en el libro pero sí en mi cabeza, en este caso sin lugar a dudas es La pequeña muerte de Lory Meyers


El libro no está mal, es entretenido, pero quizá es demasiado idealista, reconozco que ciertas frases son verdades como templos pero ¿donde está la línea que separa la libertad del libertinaje?,¿podemos actuar siempre de acuerdo con nuestros pensamientos sin hacer daño a nadie? A veces es mejor caer en la contradicción.
Hay cosas que no se pueden tomar al pie de la letra porque sino te vuelves loco. Por ejemplo el autor nos plantea que la realidad tiene 4 dimensiones basándose en el hipercubo de Dalí y en el hecho de que una persona bidimensional que viviese en la superficie de un cubo jamas vería la tercera dimensión, pero de este hecho extrae la conclusión de que la persona bidimensional no vive la realidad pues el cubo tiene tres dimensiones y ella sólo puede ver dos. En mi opinión el hecho de saber si existe o no otra dimensión no es relevante. El problema fundamental es que crea necesidades que no existían previamente, es un truco marketing, creo que no me quitará el sueño.

martes, 23 de junio de 2009

Disfrutando cada trago


Abrir los ojos hacia horizontes infinitos, sentir como el sol quema tu piel, despertarte en un lugar lejano, cerrar los ojos y preguntarte como has llegado hasta allí, gritar hasta perder la voz, nada es extraño, todo depende del concepto de normalidad. Olvidar el psicoanálisis, olvidarse de olvidar, rezar las oraciones de siempre, sentarse a ver amanecer, dormir 2 horas al día, no perder ni una décima de segundo, pensar en algo bonito, mirar el lado bueno de las cosas, estar aquí.

lunes, 22 de junio de 2009

Sucedáneos

Sucedáneos pero no de caviar, mucho mejor que el caviar.

Siguen en la línea

Aviso importante: IMPRESCINDIBLE ver los enlaces de esta entrada, es broma, hacer lo que queráis. Puestos a elegir, preferiría la línea 1, pero en fin que sí, que tenía razón quien dijo que cuando tomaban la línea del flamenco no la iban a dejar... No sé vosotros pero yo me subo al tren, me quedo en Granada, en la famosa calle de los bares. Ya me gustaría que LOS PLANETAS siempre estuviesen en órbita.

sábado, 20 de junio de 2009

There is a light that never goes out

Mira que había oído veces esta canción y no sabía de quién era. ¿Seguro que hay una luz que nunca se apaga?

The pains of being pure at heart



Las penas de ser puro de corazón, los descubrí ayer gracias a Rafa y ahora no puedo dejar de escucharlos.

Concierto de Tachenko

La verdad es que hacía ilusión ver a Tachenko, es la primera vez que voy a un concierto y me dan un chupa chups, no es broma, no, mirad la foto.

Bueno a lo que iba, que fue espectacular, pudimos verlos desde el segundo banco en la parte central y no nos tapaba nadie, además tienen un directo increíble, el concierto duró 1 hora aproximadamente, se agotaron las invitaciones, tocaron canciones como: Robar y compartir, amable, el coche real, medio normales, quemados por el sol, entrada de artistas, Afganistan, arriba mi amor, hacia el huracán y terminaron con rayos y centellas. Se dirigieron al público en varias ocasiones, se les veía simpáticos. Después de acabar, pedimos otra, y tocaron dos más, la última fue el tiempo en los Urales .



viernes, 19 de junio de 2009

jueves, 18 de junio de 2009

Cartel cerrado del FIB


Pues tenían razón sí van al FIB. La verdad es que me hace mucha ilusión volver a verlos, pero en fin, hasta que no llegue el momento, mejor no pensarlo, que siempre pueden surgir imprevistos, pues eso.

Mentiras piadosas y verdades a medias

Partimos de la base de que todo el mundo miente, podemos mentir por muchas razones y de muchas maneras pero centremos nuestra atención en las mentiras piadosas, esas que "no hacen daño a nadie". Premisa incorrecta, hay que tener mucho cuidado con lo que se dice porque como dicen Klaus & Kinski: tan sólo hay que mirar debajo de la mesa, a ver si hay migas de pan. Cuidadito, cuidadito, que hay que tener muy buena memoria para no llegar a contradicciones de lo contrario nuestra mentira piadosa hará mucho más daño que una verdad, multiplicaremos el dolor por dos: por la verdad que queremos evitar y por el hecho de haber mentido. Pero entonces ¿por qué seguimos mintiendo?

  • Para no tener que dar más explicaciones
  • Porque tenemos algo que esconder
  • Para no salir perjudicados
  • Para obtener un beneficio propio
  • Para quedar bien
  • Para evitar problemas
  • Porque no es posible tener contentos a todos
  • Porque no somos lo suficientemente valientes como para decir la verdad

Luego están los tranquilizadores de conciencia y no, no son fármacos, es decir, las verdades a medias o las medias verdades, consisten en no decir toda la verdad, elegir las palabras adecuadas para que se abran ante nosotros laberintos y ventanas, pero no, no son experimentos con gaseosa, son una forma de escapar por la puerta trasera con el menor ruido posible, es lo que llamaríamos mentir con estilo y elegancia. No, no nos engañemos, una palabra puede cambiar completamente el sentido de una frase, las verdades a medias son mentiras al fin y al cabo.

martes, 16 de junio de 2009

Disfraz

Palabras, palabras enredadas, sólo palabras. A fin de cuentas un gesto puede valer más que mil palabras, lo que cuenta es la intención, el sentimiento, los matices, ¿pero quién dice la verdad las palabras o los gestos? ¿o ninguna de las dos cosas?en el universo del caos ¿quién es sincero? Si la palabra es un arma de doble filo que te hace creer y dudar, si el miedo a decir la verdad te paraliza, si nos hemos creído nuestro papel hasta tal punto que podríamos afirmar que el blanco es negro sin que se nos caigan los anillos, ¿en quién podemos confiar?

Nos perdimos en la cueva de disfraces buscando nuestra propia identidad, escogimos el disfraz que más se parecía a nosotros y decidimos ser lo que quisimos ser. ¿Todo para qué?, ¿para conseguir el efecto inmune de los fármacos que no tomamos?, ¿para seguir teniendo miedo de perder lo que no tenemos?, ¿para que cambie nuestro reflejo en el espejo?, ¿para perder el tren de las horas?, ¿para ver amaneceres imposibles?,¿para soñar con cielos azules?. Tal vez.

domingo, 14 de junio de 2009

A comer flores

Hace un mes más o menos.....Un piano en Alfonso X

Ayer.... Un altar en la plaza de Santa Catalina
¿y hacia dónde mira?

Pues ahí lo veis, al cordero comiéndose las flores, pues ale,ale, a comer se ha dicho!

sábado, 13 de junio de 2009

The glassblower of Murano


Tal vez una novela de intriga o una pérdida de tiempo según se mire. No sé si será porque me la he leído en inglés pero el caso es que no me ha interesado especialmente. Se podría contar lo mismo en la mitad de páginas. El pasado, pasado está, los muertos no van a resucitar ¿para qué investigar? la gente tiene mucho tiempo libre. Demasiado idílica, demasiado bonita, demasiado predecible. En resumen demasiadas palabras para poco argumento.

jueves, 11 de junio de 2009

Los borrachos de mi vida


Acabo de terminar de leer Los borrachos de mi vida de Nuria Labari, lo empecé ayer.

El libro está compuesto de 13 relatos, el título se debe a uno de ellos, la verdad es que ayer me pareció mejor que hoy, pero aún así me ha gustado mucho, en ocasiones tiene un humor parecido al de Félix Romeo.
Las historias son de lo más variopinto, narra escenas cotidianas desde distintas perspectivas. Hijos de padres divorciados, viejecitas a las que se les cae la dentadura en el supermercado, 45 menos17 ¿te salen las cuentas? y si fuera..., visitas al cementerio vistas desde el prisma de una niña, o no tan niña, maletas hacia el adiós o hacia el hola, secretos que pasan de padres a hijos, canarios que sobreviven a muchas caídas, visitas a la cárcel y todo lo demás.
Este libro es como si tuviera banda sonora, cuando lo estaba leyendo era como si estuviese en el cine viendo una película y sonaran de fondo.










¿Quién se ha llevado mi hielo?



martes, 9 de junio de 2009

¿Escapar?

Te despiertas esperando algo nuevo, algo distinto, pero no hay nada en un vaso vacío. Cierras la puerta con la ilusión en la mano , alzando la vista hacia el horizonte estrellado y te da de bruces contra el suelo. ¿A quién le importará lo que estás pensando? Tienes que mirar por donde pisas, ya te lo decían cuando eras pequeño, pero nunca hiciste caso, era mejor volar, vivir el día a día, escapar para nunca volver, huidas imposibles, utopías. Cerraste los ojos con el corazón en un puño y cuando los abriste seguía sin haber nada, palabras secas, palabras vacías de significado, el yo por delante, no puedes hacer más que gritar, sentir que todavía estás vivo en este cueva de lobos extinguidos, pero no, era mejor no cerrar los ojos esta vez.

Canciones para una tarde de martes que parece de domingo



West Coast y Microphone de Coconut Records. ¿Te quedas con la primera, con la segunda o con ninguna?

El mundo de los límites

"Entrar en el terreno de los hechos es entrar en el mundo de los límites. Las cosas pueden emanciparse de ciertas leyes accidentales o pegadizas, pero no pueden escapar a las leyes de su naturaleza. Se puede libertar a un tigre de su jaula, pero no de su piel manchada."

La cita es de Chesterton.

lunes, 8 de junio de 2009

The Blues Are Still Blue

Los azules son todavía azul ¿seguro?

Quiero..., por querer que no quede


La canción del día es Nadie es de nadie de Francisco Nixon

El equilibrio de los tiburones


Hace unos días terminé de leer El equilibrio de los tiburones, subrayo el siguiente fragmento:

“Tal vez las verdades de los demás no sirven para nada. Sobre todo cuando uno no está en condiciones de sostenerlas”

La novela refleja un mundo de gente incompleta, personas que buscan la completitud de diferentes maneras, algunos desde su locura, otros desde su obsesión por los tiburones, otros dejándose llevar entre dos corrientes. En el fondo todos estamos locos, sólo hay que cambiar el sistema de referencia. El libro hace una instantánea de sentimientos como los celos, el miedo, la angustia, la desesperación, la rabia, la incapacidad de soportar que los demás puedan hacer cosas que tú no puedes, la felicidad momentánea y las crisis existenciales. Los sentimientos se ven tal y como son: transitorios pero incontrolables, cualquier razonamiento lógico no influye en ellos. Es una novela intimista, cuida los detalles, los diálogos son fluidos, pero el interés decae hacia la mitad del libro. El final en cierto modo es predecible. Un libro que se llama el equilibrio de los tiburones no puede terminar en desequilibrio, o sí ¿por qué no? parece poco realista. Se podría interpretar como una redención, pero como decía Shakira “no todo el que peca empata si reza”.

Venga, sonreír un poquito





domingo, 7 de junio de 2009

Teatro y vida

_ Esta vida es un teatro
_ Sí, pero algunos ensayan antes

Es un diálogo de una película del oeste que no he visto.

Música de ascensores

Canción del día música de ascensores de Love of Lesbian

viernes, 5 de junio de 2009

¿Democracia?

La democracia existe en la mente de todos, es una idea que nos gustaría que fuese real, pero la realidad siempre es otra.

Nos hacen creer lo que les conviene, quieren hacernos sentir indispensables, nuestro voto no se puede perder. Por favor, déjense de historias, que luego cuando tengan la sartén por el mango pasaremos a mejor vida, pasaremos al olvido, nuestra opinión ya no será importante, harán encuestas para tirarlas a la basura.

Y pasarán los días y nos contarán el cuento de Blancanieves y los 7 enaninitos, realidades distorsionadas de cuentos que se reinventan cada día, imaginación al poder en cabezas vacías, la ecuación no tiene solución en el dominio de los reales.

Luego nos indicarán muy amablemente que sigamos el camino de baldosas amarillas, pero no, está vez no, esta vez me quedo con Caperucita versión pop.

¡Qué viene el lobo!, ¡qué viene el lobo!, no señor, el lobo ya llegó, hace mucho tiempo que había hecho su Agosto.

jueves, 4 de junio de 2009

¿Qué le han echado a mi leche?


Manipulación informativa, desgraciadamente es una realidad que está a la orden del día, hay verdades que son incómodas, que no interesan, que no son rentables, y si mueren unos cuantos, ¿a ellos qué más les da?, ausencia de sentimientos, selección natural, ya lo dijo Darwin.

Nos venden veneno, veneno disfrazado de éxito, disfrazado de felicidad, crean necesidades que no existen, ¿y todo para qué?, para tener más y más, para desear más y más, para no estar nunca satisfechos, ¿dónde ha ido la moral?, ¿dónde están los principios?.

Si supiéramos lo que lleva todo lo que comemos, dejaríamos de comer, pero entonces moriríamos de todas maneras.

El vídeo es un poco largo, pero merece la pena verlo. Si queréis saber lo que piensa nuestro Ministerio al respecto mirad aquí, el resumen está en la página 18.

miércoles, 3 de junio de 2009

Selección natural

Silencio, ruido reparador, caminos secantes, nada es real en la soledad de la noche, luces, sólo luces, extrañas sonrisas que no se llegan a dibujar,¿por qué?, ¿por qué este calor asfixiante?,el aire traspasa voces congeladas, voces del deshielo,¿por qué dicen que los últimos serán los primeros?, la última, siempre la última. Punto. Selección natural,¿por qué no podemos decir siempre lo que pensamos?, ¿por qué desconfío hasta de mi propia sombra?, ¿por qué no puedo evitarlo?. Luces, luces, más luces.

Hot and cold

martes, 2 de junio de 2009

Las 7 vidas de un gato

Dicen que la curiosidad mató al gato, pero también dicen que los gatos tienen 7 vidas. El gato no está muerto, quizá todos llevemos un gato dentro y de ir al infierno siempre estemos a tiempo. Bueno, al cielo o al infierno según se mire,¿redención o castigo?, todo es relativo, depende del ángulo de inclinación, de la perspectiva, del sistema de referencia, de las creencias o de la ausencia de ellas.

Negar que existen cosas independientemente de lo que nosotros pensemos sería una necedad. Ni somos tan importantes, ni somos imprescindibles, el mundo seguirá girando igual creamos o no. No es cuestión de ilusionismo, el ilusionismo es una farsa, una pantomima. Podemos inventar, imaginar, creernos nuestras propias historias, ¿pero de qué nos serviría?. El arte del engaño, tal vez deberíamos ser políticos, luchar por una causa justa o injusta, pero luchar al fin y al cabo, basta de ser vegetales, basta de soñar despiertos,basta de realidades imaginadas. Se acabó, buscamos un punto y a parte, no un punto final, ¿el miedo a la muerte es innato al ser humano?

Todo para que luego nos de un hamakuko justo cuando falta un mes para jubilarnos, no señores, no, no hay que tomarse las cosas tan a pecho, que luego vienen las madres mías, todo en su justa medida, buscando el equilibrio perfecto, ése que es imposible de encontrar. Desgraciadamente la balanza de la justicia se desequilibró hace mucho tiempo,la pregunta es: ¿alguna vez estuvo equilibrada?

Nos perdimos en la burocracia, en los papeles que no sirven para nada, en los rodeos inútiles ¿todo para qué?, ¿para no recordar que somos efímeros?, ¿para evitar lo inevitable?, ¿para no pensar que podríamos morir en cualquier momento y que estas palabras podrían ser las últimas? Nos movemos entre arenas movedizas, ¿quién vive el presente?, el presente, ¡qué ironía!, ese intervalo de tiempo, que transcurre mientras tecleo estas letras, que probablemente a nadie interesen. No he descubierto América, no, América se descubrió hace varios siglos.

Estación del pasado

"Deseaba el euroescéptico que el fiambre en cuestión desapareciera para siempre en las llamas de las piras de Venarés o en la boca de los hornos de los patos laqueados.
El futuro estaba allí : en el Índico, en el Pacífico..., y el euroescéptico no quería morirse de asco en una estación por la que no pasaba el tren de la historia"

Fernando Sánchez Dragó

El lobo estepario II (fragmentos)

"No era cuestión de ochavos, era cuestión de mundos siderales"

"El que hoy quiera vivir y alegrarse de su vida no ha de ser hombre como tú ni como yo. El que en lugar de chinchín exija música, en lugar de placer alegría, en lugar de dinero alma, en vez de loca actividad verdadero trabajo, (...), para ése no es hogar este bonito mundo que padecemos..."

- "No sé. Quiero admitir en honor del mundo, qué sea sólo nuestra época, que sólo sea una enfermedad, una desdicha momentánea(...)
- (...)¿Siempre sólo un mundo para políticos, arrivistas, (...), y sin aire para respirar para las personas?
_ ¿Quién gobernó el mundo en su época, quién se llevó la espuma, quién daba el tono y representaba algo: Mozart o los negociantes, Mozart o los hombres adocenados y superficiales?"


"¡ Ah, Harry , nos vemos precisados a taconear por tanta basura y por tanta idiotez para poder llegar a nuestra casa! y no tenemos a nadie que nos lleve; nuestro único guía es nuestro anhelo nostálgico."

El lobo estepario


Hace unos días terminé de leer El lobo estepario de Hermann Hesse, me gustó bastante, pero es mejor tomárselo con calma, el problema es que si te lo tomas con demasiada calma, como es mi caso, que lo empecé en Navidad, puedes perder la visión de conjunto.

Trata sobre un hombre que se ve a sí mismo como hombre(todo lo mundano) y como lobo(conducta antisocial), es una persona que vive entre dos épocas, la que le ha tocado vivir y la pasada, siente que no encaja en ninguna parte¿pero quién no se ha sentido así alguna vez?. El vacío existencial se hace palpable en casi todo el libro.


Tiene tres partes: Empieza con un reflejo de sí mismo visto desde fuera, después tenemos la visión del yo, es decir, su propio diario, entre medias podemos leer El tractac del lobo estepario, que es quizá la parte más filosófica, y finalmente regresamos al diario.


Cuando crees saber lo que va a ocurrir da un giro de 180º, roza el surrealismo, pero todo tiene sentido. La visión del autor es clara, percibe el yo como una personalidad múltiple, ni siquiera nos podemos limitar a dos personalidades porque sería como decir que sólo existen dos colores: el blanco y el negro, pero entonces, ¿donde pondríamos el color azul?,¿ en el blanco o en el negro? en cualquier caso perdería su esencia, dejaría de ser azul o simplemente estaría siempre en el lugar equivocado.


El teatro mágico con todas sus puertas se puede interpretar como una metáfora del yo, de nosotros mismos, dentro no se puede ver nada que no se haya visto previamente. El lobo comportándose como hombre no es mejor que el hombre haciéndose pasar por lobo, esta visión podría simbolizar la lucha interna en la que cada uno se esfuerza por ser lo que no es.

La partida de ajedrez es la vida misma, todo lo que perdimos y ganamos, pero ¿y si pudiésemos cambiarla? ¿cometeríamos los mismos fallos? ¿encajarían las piezas del mismo modo?. La realidad siempre es otra, lo que tenemos en nuestras manos aquí y ahora, pero nada más.