miércoles, 30 de julio de 2008

SUMMERCASE 2008 (Viaje de ida)


Este es el principio de algunas entradas que voy a escribir sobre el Summercase.
Empezaré por el principio: Viernes 18 de Julio por la mañana, tomo un tren que lleva a Barcelona junto con Ele & JC. El viaje dura más de 7 horas, llegamos con retraso. Pienso ¿Por qué no hemos ido a Madrid, estaba más cerca? Y mientras pasan las horas muertas, me contesto yo misma. En Madrid no hay playa y no podemos llegar al recinto andando, en Barcelona sí. Salimos de la estación y tomamos un taxi, el taxista es argentino y nos da un paseo de media hora por el que nos cobra más de 18 euros. Llegamos al hotel y el recepcionista, digamos que no es muy simpático, pese a que habíamos pagado el alojamiento por agencia de viajes nos pide una tarjeta de crédito o 50 euros de depósito por habitación, se que nos vio cara de delincuentes o algo así …

3 comentarios:

jm dijo...

Los inconfundibles taxis de Barcelona: negros y amarillos. Cuando yo fui, me quedé impresionado, hay miles por la ciudad

supersalvajuan dijo...

Cara de drogadictas, es lo que teneis.

eme dijo...

Pues la verdad es que no creo que el recepcionista pensara eso de nosotras, lo que pasa es que era un subnormal. Lamentablemente hay gente que juzga por las apariencias, no sé porqué tienen que pensar que por el simple hecho de ir a festivales ya tienes que meterte de todo, además no llevábamos ningún cartel que pusiera "vamos al Summercase". Qué simpático!