miércoles, 7 de septiembre de 2011

Los de antes, los de siempre (Los Planetas)



  Conforme van pasando los años nos vamos convirtiendo en personas diferentes, tal vez ni mejores ni peores simplemente distintas.

 ¿Eres la misma persona de hace 15 años? lo más probable es que tengas el mismo nombre, posiblemente sigas viviendo en la misma casa o quizá no, pero la realidad es que el tiempo nos cambia, bueno, más que el tiempo, las cosas que nos van sucediendo durante el mismo.

¿Podemos culpar a Los Planetas por haber cambiado su estilo, por querer hacer algo diferente? yo diría que no. Pero no todos cambiamos de la misma forma, yo me sigo emocionando con Corrientes circulares, Santos que yo te pinte, Pesadilla en el parque de atracciones, Toxicosmos, Segundo premio, Nunca me entero de nada...

Sería muy feliz yendo a cualquiera de sus conciertos de 1996 a 2005 pero hasta la fecha no han descubierto la forma de viajar en el tiempo y tal vez sea mejor así, pues si la descubriesen, me temo que más de uno/a se quedaría congelado en el tiempo como la pantalla del ordenador cuando se queda colgado.

 ¿Y ahora qué? ¿Qué pasa si nada vuelve a ser como antes? Pues sinceramente no lo sé, supongo que la voz de Jota me seguirá emocionando de una u otra manera.

5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Esa voz si que se parece a la de Jota.

Lorkiano dijo...

Escuchad de nuevo "Una semana en el motor de un autobús" mientras leéis el libro recientemente publicado por la rock de luxe sobre la grabación del mismo y os entrarán mas ganas que nunca de añorar aquellos años :)

Lajarín dijo...

Es un debate que suelo mantener con amigos. No dejamos de cambiar, parece que cuando eres adulto ya has llegado a tu punto final de personalidad, carácter y demás. Estamos en continua evolución y cambio...

Ah, ¡¡bienvenida!!

Eme dijo...

Supersalvajuan, sabes que son mi debilidad.

Lorkiano, He leído el libro :)
Lajarín, la verdad es que suelo pensar en ello.

Gracias a todo por estar ahí!!

alfonso dijo...

M-Clan no triunfó hasta que cambio, y todos cambiamos, si no, el tiempo no pasaria