domingo, 21 de noviembre de 2010

Atravesando los montes



Siempre las subidas cuestan más que las bajadas, sin embargo hay más peligro al bajar que al subir, las piedras del camino siempre engañan y caerse es relativamente fácil. Todo no son risas,  pero, aún así, merece la pena, espero.

2 comentarios:

JC dijo...

Creo que tanto los senderistas como los artistas dan fe de ello.

Salu2

Eme dijo...

Hombre! tú por aquí y comentando, qué sorpresa! pero la verdad es que no me refería a las alturas físicas.