lunes, 24 de octubre de 2011

Ideas propias


Todavía no he visto esta película, la verdad es que no sé a qué estoy esperando.

Nos pasamos la vida esperando, al tren, al autobús, a tener más años y luego nos da miedo todo y nos agobiamos por un futuro que quizá nunca llegue a existir. Lo mejor sería que nunca esperásemos nada y así valoraríamos más lo que tenemos. Pero en lugar de eso lo que hacemos es darle una pistola a los demás y esperar a que nos maten (en sentido figurado).

5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Si yo hubiera contado los años que he estado esperando autobuses...

jm dijo...

El problema es que nos de por esperar en un sitio donde no haya estación, ni pasen trenes.

Sergio dijo...

Me apasiona esta escena me parece una lección de la honestidad frente a la prepotencia impresionante. Gracias por recordarla.

alfonso dijo...

demos pistolas de agua, que las otras dejan cicatriz

frank dijo...

Hi, I came across your site and wasn’t able to get an email address to contact you. Would you please consider adding a link to my website on your page. We are happy to offer you a 10% discount to our Online Store if you do so. Please email me back and I would be happy to give you our link.

Thanks!

Frank
frank641w@gmail.com