jueves, 25 de diciembre de 2008

¿Y?

"Le hace enfermar sólo el pensar que no todo es igual

y en el asiento de detrás es difícil tener el control,

descubrir, descifrar, ojos cerrados a la cruda realidad

que es verse caer, me atrapará la soledad,

dura es la verdad cuando no la quieres ver

es como una tempestad. Solía escribir cartas para olvidar,

recitar poemas, frágil voz de cristal,

qué le pasa a mi mundo pensó y nadie le respondió,

pues ya a nadie le importan las preguntas sin respuesta,

sólo hay respuestas aprendidas, qué gente tan aburrida.

Le hace romper, romper a llorar el imaginar

que ya no puede cambiar todo lo que pasó,

lo que ocurrió es tan sólo pasado, algo que ya murió,

algo que nunca ardió y que nunca verá,

pues no habrá otra oportunidad, dejo de preguntar,naufragando en su mar

de pensamientos en el cual ...Solía escribir cartas para olvidar,

recitar poemas, frágil voz de cristal,

que le pasa a mi mundo pensó y nadie le respondió,

pues ya a nadie le importan las preguntas sin respuesta,

sólo hay respuestas aprendidas, qué gente tan aburrida.

Solía escribir cartas para olvidar, recitar poemas,

frágil voz de cristal,qué le pasa a mi mundo pensó

y nadie le respondió,

pues ya a nadie le importan las preguntas sin respuesta,

respuestas aprendidas,qué gente tan aburrida."

La canción es de La Habitación Roja se llama "¿Y?", hacía tiempo que no la escuchaba, aunque yo no estaría tan segura de que ya a nadie le importan las preguntas sin respuesta, pero en fin nos quedaremos con la edad de oro, si es que queda algo de ella.

7 comentarios:

Clares dijo...

Las preguntas nunca tienen respuesta. Quiero decir que, excepto cuando preguntamos cosas normales, como dónde están las tijeras y cosas así, las preguntas que hacemos no esperan respuesta, porque ya la sabemos. Preguntar o preguntarnos es sólo una forma de asegurarnos de que lo sabemos o de descubrirlo a veces.

Antonio dijo...

Yo creo que cuando nos preguntamos algo, lo que hacemos es forzarnos a reflexionar. Nos engañamos con la idea de que no sabemos la respuesta cuando lo que ocurre es que no la tenemos perfilada del todo. De todas formas, como me he hartado de beber vino con la cena, mañana negaré que he escrito esto.

Rafa dijo...

Esa canción siempre me ha flipado, más aún que la de te quiero, me parece filosófica. Pero mi favorita de LHR, aunque está difícil, es la de largometraje "y protagonizamos las historias más bellas, somos tan diferentes del resto..." me pone los pelos de punta.
¿De qué pueblo eres?

Rafa dijo...

Pues yo soy más bien de la opinión de clares, en el sentido de que las principales preguntas que merece la pena saber no tienen respuesta, o es muy complicado dárselas (no por ello debemos de dejar de investigar) pero la gente, tan aburrida, se limita a dar repuestas porque creen que lo saben todo, que han pasado lo mismo que tú, y te dan recetarios para las preguntas. Desde una óptica distinta está muyc bien cuando empiezas a reconfortarte con las preguntas, cuando empiezas a creer que lo apasionante en calentarte la cabeza con las preguntas.
he dicho,

alfonso dijo...

melancolia,eso es lo que me provoca la cancion. son un monton de pensamientos emitidos al aire sin esperar ninguna respuesta.
feliz dia

JC dijo...

Gran canción de LHR, a ver cuando vuelven a tocar en Murcia.

CarLitros dijo...

Hola Eme,
Creo que este blog te va a gustar: http://infiernosostenido.blogspot.com/
Un beso