martes, 21 de septiembre de 2010

¿Cárcel o salida?

   El alma no tiene más paredes que las que nosotros queramos ponerle. Los recuerdos pueden ser una cárcel o una salida, según se mire. A veces, son simples testigos mudos, señales que te recuerdan lugares donde nunca quisiste estar, situaciones que, tal vez,  no repetirías o quizá sí, pero el pasado siempre llega tarde y nunca está de nuestra parte.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

El pasado, a veces, sí.

Eme dijo...

Yo me refería al pasado que que no quiero recordar, ése nunca está de mi parte.

Jaime dijo...

Es que el pasado nunca está de nuestra parte, porque es el que más duele y más nos hace plantearnos nuestro camino...