martes, 2 de septiembre de 2008

El mundo amarillo


El mundo amarillo es uno de los libros que he leído este verano.
El autor del libro dice que su libro no es un libro de autoayuda, pero yo no lo veo tan claro, da demasiados consejos.
Es fácil de leer, trata sobre las experiencias de una persona enferma de cáncer y la aplicación de dichas experiencias a la vida diaria. Por cierto, las experiencias son bastante duras, por ejemplo, le tuvieron que cortar una pierna, sin embargo no lo narra en plan catastrófico, a veces, hasta le da un tinte cómico.

A lo largo del libro da muchos consejos, claro que todo no sirve para todos. Yo creo que la utilidad de muchas de las enseñanzas tiene mucho que ver con la forma de ser de cada uno, lo que me sirve a mí puede no servirte a ti y viceversa. Por ejemplo, yo no sería capaz de hacerle una fiesta de despedida a un miembro de mi cuerpo.

Algunas de sus ideas me resultan graciosas sobre todo cuando dice que deberían poner bares dentro de los bancos para amenizar la espera.

Todo gira en torno a los amarillos, a éstos los trata como un tema a parte, sin embargo forman parte intrínseca de todo el libro.En mi opinión podía haber empezado describiéndolos al principio y así se hubiera evitado tener que estar diciendo que los trataría después.

Cualquier día, llego y te pregunto que si quieres ser mi amarillo y seguro que piensas que se me ha ido totalmente la cabeza, bueno, si alguien lee el libro o ya lo ha leído sabrá a lo que me estoy refiriendo.

En resumen, no está mal, pero en ocasiones es demasiado metódico ,todo está demasiado calculado,definido,cuadriculado y pensado. Y a mi me gusta improvisar, porque si se piensan mucho las cosas, al final nunca salen como esperas, pues siempre el idealismo supera a la realidad.

3 comentarios:

lazaro6punto1 dijo...

No niego que es idealista… pero habla de otra posible forma de ver la vida. Al fin y al cabo todos tenemos teorías sobre la vida (no pretende ser un libro de instrucciones) y creo que a mucha gente le ayudara a recapacitar.

Saludos anaranjados

supersalvajuan dijo...

Anda que tú, fiándote de putos regaladores de consejos...

Dita Ciccone dijo...

pues he leído en algún sitio que está bien ese libro... lo leeré, porque, igual que el consejo que te sirve a ti puede no servirme a mí, el libro que te gusta a ti puede no gustarme a mí, y viceversa, je