domingo, 30 de noviembre de 2008

La ofensa

La ofensa de Ricardo Menéndez nos ofrece una perspectiva de La Segunda Guerra Mundial desde la visión de un humilde alemán sin ideas hítlerianas, gentes que se vieron envueltas en el caos sin comerlo ni beberlo.Paréntesis en el tiempo. La imagen de la Magdalena penitente cerca del horror, un horror que desencadenó otro horror mayor, la venganza desorbitada.


Insensibilización al dolor y pensamientos que traspasan dicha insensibilización, sabor amargo y los orígenes siempre tienen que volver, existe algo que nos arrastra hacia ellos. Al final la cruda realidad reaparece en forma de lágrima. Quizá la última.
Cuando el autor dice que la vida se parece más a un cuadro del Bosco me pregunto si se referirá a éste:

En resumen, un buen libro, fácil de leer y bueno para reflexionar. Ayer lo veía más negro, pero hoy lo miro desde otra perspectiva.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Siempre hay oculistas.

eme dijo...

Sí menos mal que hay oculistas, que ya me veía en el INEM...

JC dijo...

Tomo nota del libro, eme. No est´´a de m´´as ver el punto de vista de un simple alem´´an, en vez de el de los de siempre, es decir, el de los americanos y el de Hitler.
Salu2.