sábado, 29 de agosto de 2009

De otro planeta

Hay días que te levantas después de haber salido la noche anterior y te sientes extraterrestre como si hubiese habido algún error contigo y te hubieran ubicado mal en el tiempo y en el espacio. Entonces te haces las mismas preguntas de siempre. Tú hubieras preferido nacer en el siglo XIX, pero no, no puedes, es demasiado tarde. Alguien decidió que ese no iba a ser tu siglo y nadie te preguntó nada. No lo pudiste evitar y ahora te sientas y miras la vida que te ha tocado vivir, pero no piensas en ti, piensas en el mercado de ahí afuera, ése que no vende ni frutas ni verduras, que por no vender no vende nada, sólo cambia. Y te niegas, te niegas a formar parte de él, no y no y mil veces no.

7 comentarios:

alfonso dijo...

a mi lo q me pasaba despues de salir de marcha es q no me queria levantar, los de ahi fuera... pues ya veriamos como se daba el dia

Ramón de Mielina dijo...

unos años antes quizás, aunque si lo pienso ahora no querría tener tantos años... pero ni de broma unos siglos antes... no tenían desodorante!!

Insanus dijo...

Yo tampoco me apuntaría al XIX. Se trabajaba mucho por poco dinero y podías morir de una simple gripe. Espera, que me suena... ¡ups! :).

JC dijo...

Una mala experiencia puede hacer que te plantees tu existencia de esa forma, aunque, no me negarás que también tienes momentos que hacen que te encante el mamento en el que vives.

Pipet dijo...

pues yo sí que me iba al XIX, pero de familia de clase media-alta, si no, no mola tanto..

me gusta mucho el texto ^^

CarLitros dijo...

Querida Eme, me encanta cuando te pones así.

Eme dijo...

¿Da la impresión al leerlo de que estaba pasando un mal momento?

Gracias a todos por comentar!