miércoles, 5 de agosto de 2009

No quiero más eclipses de Luna


Hace un mes me leí La Luna eclipsada de Rafael Martín Masot, el título puede llamar más o menos la atención, está bien escrito, pero el libro no me acaba de convencer. Empieza más o menos bien pero luego llegando al final el autor quiere sorprender al lector dándole un giro inesperado a la historia, y lo que consigue, por lo menos en mi caso, es liarme la cabeza porque ya no distingo entre realidad y ficción , bueno en realidad todo es ficción, pero lo que quiero decir es que no me entero de nada.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Giro inesperado un escritor??? ¿eso se puede hacer?

Rubén dijo...

Pues ya no me lo leo, hala. Que no están mis neuronas para muchos trajines

Eme dijo...

Pues me parece muy bien

Rafa dijo...

Eme de mi alma, no vengas por aquí con semejantes opiniones, que me dejas sin el por ciento.

El libro es una auténtica paja mental. No te lo voy a negar. A poco que se le escapen a uno dos palabras parece el misterio de la Santísima Trinidad. Tampoco te lo voy a negar. Pero te aseguro que a la segunda lectura ya se entera uno de algo, según me dijo –poco convencida- la amiga de una prima mía que sufre trastorno afectivo bipolar.

Rafa dijo...

Ahora, en serio. Gracias, por leer el libro y hacer la crítica.
Pero nunca te desvelaré si es mi prima o su amiga quien padece el trastorno.

Eme dijo...

Gracias a ti por comentar, no me lo esperaba. Qué sorpresa!!