domingo, 24 de enero de 2010

Cállate la boca tú.



"Me duele tanto callarme la boca mordida...
Se me pudren las palabras dentro y me dan ganas de vomitar, se enquistan en el estómago como los rencores de la infancia, tan absurdos ahora, o no, tan tremendos, y me pesan en el cuello como piedras de suicida que me arrastran de cabeza al río de la muerte y me lastran la vida y me obligan a escurrirme casi por el suelo en busca de miembros besados, de dientes hambrientos de dulzura, de cuerpos trenzados de pasión, en busca del aliento de fuego al que los descontentos, los destemplados, los no vengados nos anudamos y nos desesperamos en una cópula loca de esperanza y esfuerzo"

Fuente: Y punto Mercedes Castro


4 comentarios:

Lajarín dijo...

Hola eme

leí en tu post de Coraline que "las películas de animación las rechazo por sistema", y eso no me gusta, jejejeje (open your miiiind) bueno, sólo te escribo para recomendarte ésta (ya me dirás qué te parece si la ves:
http://www.blogdecine.com/criticas/la-tumba-de-las-luciernagas-de-isao-takahata
saludos :))

Clares dijo...

Qué cosas escribe la gente cuando les dejas manejar un bolígrafo. Ganas de llamar la atención.

Te animo a la animación, como el comentarista anterior. Hay joyas.

César dijo...

Pues a mí me ha gustado.
Además, con el título le estás poniendo a huevo el comentario a supersalvajuan.

Eme dijo...

Vale abriré mi mente! y a me animaré como los dibujos animados.

César, you are confused! la respuesta está en el título, la respuesta a cállate la boca es cállate la boca tú.