martes, 26 de enero de 2010

Carne de píxel


La verdad es que tenía muchas ganas de leer Carne de Pixel de Agustín Fernández Mallo y no me ha decepcionado para nada es como un canto al amor-desamor pero no en el sentido de las margaritas (me quiere, no me quiere,...) sino en el de la comunicación, habla de la imposibilidad de la unión psíquica, el porcentaje inalcanzable, la unión imposible. Nos quedamos en la superficie de las cosas y a veces hay un abismo entre dos cuerpos entrelazados. Es un libro que transmite sentimientos, no te deja indiferente.


"Llorabas. Llovía. Quién deja a quien si todos andamos diferidos de nosotros mismos, dejando atrás lo que entendemos para no entender lo insoportable: que cada cual es uno y además no numerable, que vendrán otras, que vendrán otros, que asusta pensar hasta qué punto somos intercambiables.


Sé que no podré olvidar cuanto vi en tus ojos: el aire ionizado sobre nuestras cabezas, tus manos apretadas. Puede que fuera yo quien lloraba, puede que fuera en mí donde llovía. Puede que aún me estés besando, o que aquel martes [por decir un día] jamás haya existido."

2 comentarios:

Tin dijo...

Tengo muchas ganas de leerme todo de Mallo. Me parece totalmente original lo que hace. Apuntado

jm dijo...

Hola, yo también lo leí y puse una entrada. Me gustó mucho, merece la pena.

Salu2