lunes, 5 de mayo de 2008

Mentiroso, mentiroso


Bueno, ya estoy aquí otra vez después del letargo de casi 4 días y medio, en ese sitio donde no hay azules,ni Internet, sólo torreones y montañas de folios por escribir. Temas que deben quedar grabados en mi memoria, por la cuenta que me trae... Y no hablo de temas musicales precisamente.

¿Habéis oído el último disco de Ivan Ferreiro? Creo que al final, voy a terminar por darle la razón al que dice que lo mejor que hicieron Los Piratas fue separarse.(Y mira que el mundo de Wayne tiene su gracia).

Para que una canción sea buena, hace falta que lo sea tanto la letra como la música. En cuanto una de ellas falla, la cosa no funciona y si fallan las dos, apaga y vámonos.
Claro que para gustos están los colores.

De 16 canciones que tiene el disco, sólo me gustan 3 o 4 y alguna otra que se puede escuchar. Me quedo con Toda la verdad, Secretos deseos y Rocco Sigfredi.

Aquí dejo las letras de la primera y la segunda.



Toda la Verdad


Y aunque creí que nunca más
sería capaz de comenzar,
la fantasía es una vía.
Y comencé a recuperar algunos trozos rotos
y una parte que aún está vacía.
De dos en dos fueron llegando hasta la puerta
y luego se esfumaron sin avisar.
Sólo hay mentiras y con ello
lo que quieres es decir toda la verdad.
Son nuestros días olvidados esos besos que se dan y que al siguiente ya no están.
Si cada noche que dormí, cada minuto que pasamos sin hablar desaparecen.
Repetiré como yo quiera ese minuto que viví y no me importa si hay rigor.
Sólo hay mentiras y con ello lo que quieres es decir toda la verdad.
Sólo hay mentiras y con ello lo que quieres es decir toda la verdad,
toda la verdad ...
y aunque creí que nunca más ...
y aunque creí que nunca más ...
nunca más ...
y aunque creí que nunca más ...
____________________________________________

Secretos deseos

Y yo te quité tu vestido de deseos, hice un pacto con el cielo infinito
bajo el suelo de hojas azules mientras te preguntabas cómo se llamaba.

Yo acariciaba tu nombre y tú me disparabas piedras al corazón pisando charcos.
Y nos bebimos la noche, aquella botella duró tanto como nuestros deseos que nacieron muertos.

Y yo te quité tu vestido de secretos, hice un pacto infinito con el suelo bajo un cielo de hojas azules mientras te preguntabas cómo me llamaba.

Yo acariciaba tu nombre y tú me disparabas piedras al corazón pisando charcos.

Y nos bebimos la noche, aquella botella duró tanto como nuestros deseos que nacieron muertos
o murieron recién nacidos,como quieras decirlo.

Nuestros secretos que nacieron muertos o murieron recién nacidos,
como quieras decirlo, como quieras decirlo, nuestros deseos que nacieron muertos.
Y yo te quité tu vestido de deseos, y yo te quité tu vestido de secretos

7 comentarios:

salvajuan fernandez dijo...

que se tome un valium.

jm dijo...

No he podido escucharlo todavía. Haber si saco un poco de tiempo y puedo

Abraham Villar dijo...

Pues yo no he escuchado el nuevo disco. Imagino que habrás esuchado el de "Canciones para el tiempo y la distancia", Turnedo...espectacular.

J dijo...

Pues yo creo que a las canciones que has dicho habría que añadir NYC. Aun así, me siguen gustando más Los Piratas.

eme dijo...

Turnedo es la mejor canción de "Canciones para el tiempo y la distancia", pero me gustó más el disco "Las siete y media" aunque eran pocas canciones estaban bien casi todas.(Todas menos fotograma, carnaval y safari, y la distorsión)

eme dijo...

NYC sería la cuarta de la lista después si acaso Jet Lag y Magía , el resto no me gusta absolutamente nada.

Dita Ciccone dijo...

yo tb me quedo con los piratas, sin duda.

Besos