lunes, 25 de mayo de 2009

Cigarrillos mentales

La primera vez que la oí no me gusto, la voz me pareció demasiado dulce, pero estoy empezando a cambiar de opinión.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

¿Ahora con prejuicios musicales? NO me lo puedo creer.

Eme dijo...

No son prejucios, es una opinión, igual que si te digo que me gusta el color azul o el verde. It's the same.

Scila dijo...

Posiblemente a uno le acusen de pervertido si afirma percibir unas más que audibles notas de malizia e indecente juventud, de extrema juventud.
Lo sabe y lo usa conscinetemente. Me recuerda- ya sé que no es el mismo ni parecido registro de vos- pero ese estilo de semi derretimiento orgásmico a Janette, la vieja, eternamente-joven, Janette.
Se enfrió el café que dejé por si volvías eMe.