martes, 12 de mayo de 2009

El sombrero encima de la cabeza

¿Qué entendemos por poesía? ¿qué diferencia a la poesía del microrelato?, la rima brilla por su ausencia, el ritmo se consigue contando acentos o haciendo el pino o imaginando que el verso baila porque desde luego en determinados casos hay que echarle imaginación al asunto.

Últimamente he estado leyendo algunos poemas que no sé si merecen tal nombre, pero claro como los firma el señor R, habrá que quitarse el sombrero que por algo tiene premios, ¿serán los efectos de la sociedad borreguil en la que vivimos? ¿o es que se nos olvidó la dosis de ácido?

Un buen día el señor X se despierta por la mañana, escribe un microrelato que en realidad es una parida de frase, los más elitistas críticos literarios deciden que es sensacional, luego se escriben libros y libros sobre el tema y el resultado es que si la frase era "el cielo es azul", la interpretación final es: "el cielo es rojo", cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Si el señor X hubiese sido la señorita M, conocida en su casa a la hora de comer, seguro que el microrelato no habría llegado a ningún puerto, pero así son las cosas señores y señoras, sin padrino no hay boda.

5 comentarios:

Clares dijo...

Sí que sí, pero no siempre. Te preguntas qué es poesía, y eso mismo lo preguntó Bécquer y ya ves lo que él mismo se respondió... Yo ya no me creo nada, como no sea que me deje colgada un rato. No es cuestión de forma, aunque la forma tiene que ser adecuada, la justa... Quiero decir, la forma, moderna o clásica, se puede dominar, y en ciertos casos, sí, se consigue con la justa colocación de los acentos, que no es cuestión matemática, sino musical, de oído, vamos; pero lo importante es que ese oído esté atento, bien atento, al ritmo interior, del pensamiento, del sentimiento, del deseo de cantar, y a veces se produce el milagro. Pero, ay, todos sabemos que los milagros son harto infrecuentes y por tanto no se pueden producir al ritmo que anuncian los niños de san idelfonso de la crítica literaria, así que ojo avizor y venga que preguntar: ¿eres tú poesía? Ya verás como casi nunca te dice que sí. Si quieres poesía, pregúntame, que por aquí tengo cinco lejas de biblioteca lleneticas.

supersalvajuan dijo...

¿NO es el cielo siempre rojo?

Allek dijo...

hola! pasaba a saludarte
te dejo un fuerte y grande abrazo!!
lindo día!

Ramón de Mielina dijo...

bah... premios literarios y demás falacias... se lamen el culo unos a otros.

Rafa dijo...

realmente lo que importa es la emoción y luego todo lo demás. El microrrelato no se me da bien, es un chispazo y en pocas palabras condensa todo un mundo. El cielo no condensa nada porque ya está muy gastado. Y generalizar es malo, lo digo por lo de los premios literarios... claro que si piensas en el planeta, jaja...de todas formas lo importante no es participar sino divertirse