miércoles, 9 de diciembre de 2009

No hay que ser tan drásticos




Alguien sube a una escalera y una cuerda cuelga del techo ¿qué ocurre después? dos y dos son cuatro ¿no? no, siempre no.

4 comentarios:

Rubén dijo...

No, no siempre. Hay una página que leí una vez donde un personaje le dice a otro: "Te quiero porque dos y dos son cinco". A veces es así.

Clares dijo...

Pues en las cosas de dos y dos sí que hay que ser drásticos. En lo de los quereres y demás, quizás no tanto.
Y a esta, si la dejan, pues no se lo tiene que tomar así, desde luego. Estoy ya harta de imposibilidades personales para vivir sin un capullo/a al lado. Ya nos vale, que luego se paga en sangre y en lágrimas.

Chicho dijo...

supongo que a los blogs se llega zapeando en casi todas las ocasiones y supongo que muchas veces aunque cueste 2 y 2 no son 4....

Eme dijo...

Imaginar un reloj de pared de esos de agujas ¿cuando el reloj llega al 12 no es lo mismo que el cero? ¿las 13 no son la una? entonces 5+7 =12= 0
7+8= 15 = 3 . Si el reloj tuviese solamente el 0 , el 1 , el 2 y el 3, entonces 2+2= 1. Todo depende del contexto.

Rubén, ¿5?
Clares, yo también estoy harta!
Chicho, gracias por pasarte por aquí.