martes, 24 de febrero de 2009

El virus del equilibrista


Era evidente que esto iba a ocurrir, llevaba demasiado tiempo en la barra de equilibrios y cada vez me costaba más trabajo mantener la verticalidad. Nunca quise ser equilibrista, no me gusta el circo, ni sus fieras, ni sus payasos, ni sus trapecistas. No me gusta reír por obligación y los chistes no me suelen hacer gracia, me parece que nunca vienen a cuento, pero eso no significa que no me guste reír, me río con otras cosas, que igual no tienen gracia o igual sí la tienen, no lo sé. El caso es que por esta vez, sé de qué estoy hablando, del maldito estreptococo.

5 comentarios:

supersalvajuan dijo...

bEBE mucho. Ginebra, que mata al stretococcus.

rakel dijo...

Infusión de orégano para la tos.
Prueba también con poner media cebolla en la mesilla de noche,que aunque huele mal,despeja la garganta.
Si no,codeisan.

Culturanoventa dijo...

Recupérate pronto y pelea contra el estreptococo ese,eme :)

Clares dijo...

Cuídate mucho, chica. No hagas caso de Salva, que es un exagerado. Esos bichos se matan con antibióticos de los que manda el médico, con reposo y con calorcito. Aprovecha para descansar y leer, ver pelis, y estar tranquila. Un beso

eme dijo...

Super, ¿pero ginebra sola?, ¿la amiga tónica sin la amiga ginebra?!!

Rakel, muchas gracias!! probaré a ver, oye, ¿el codeisan tiene lo mismo que la toseina (codeina fosfato)? Anoche por fin pude dormir!!

Cunturanoventa y Clares, gracias por los ánimos!!