martes, 3 de febrero de 2009

Peligro!

Viajar es peligroso, por lo menos eso dice la canción de Mogwai, pero a veces es más peligroso quedarse en casa, según se mire. Los lados del espejo no siempre dan el mismo reflejo pues uno es real y el otro imaginario. ¿Existe el suceso seguro?, ¿funcionan siempre las Leyes de la Lógica? en tal caso ¿doble negación es equivalente a afirmación?.

¿Desaparecerá el término educación del diccionario?, ¿nos comunicaremos mediante lenguaje simbólico?, ¿seremos más listos?, ¿seremos más tontos?, ¿los valores brillarán por su ausencia?, ¿existirán los días perfectos?, ¿Llegaremos a mañana?. Hoy es hoy. Punto final.

7 comentarios:

Clares dijo...

Lo importante, amiga, es creer en la utopía. En cierto modo, muchas cosas serán siempre las mismas, pero resulta interesante pensar que hay cosas que se pueden cambiar. Por lo menos te dan ganas de moverte. De todas esas preguntas, la más difícil de contestar: ¿llegaremos a mañana? Ni tú ni yo ni nadie lo sabe. Por fe, digo ¿llegaré mañana a tiempo?

alfonso dijo...

querida amiga,por conviccion espero llegar a mañana, aunque cualquier cosa puede pasar.
en cuanto a la educacion , ¿quien sabe? esta civilizacion se parece cada dia mas a un cangrejo, se aleja lentamente de los buenos valores

Lorkiano dijo...

Uf.. no me hables de las leyes de la lógica que me recuerdan mucho a un examen de 3 horas demostrando sentencias totalmente surrealistas.. como estas:

"En una celda hay un preso; la celda tiene dos puertas y en cada una, un vigilante; uno de ellos dice siempre la verdad y el otro miente siempre; el preso puede salir por cualquiera de las dos puertas; si sale por una será ejecutado, y si sale por la otra, quedará libre. ¿Qué pregunta debe hacer a un vigilante, para saber por qué puerta debe salir si qiuere seguir viviendo?

;-)
Salu2!

Ramón de Mielina dijo...

puf... cuántas preguntas... acabo de llegar a casa... demasiadas preguntas!! :-)

CarLitros dijo...

La canción está bien. La reflexión mejor.
Salud !!

jm dijo...

Creo que tienes razón en lo de que la doble negación equivale a una afirmación. Eso me recuerda a las mates.

Saludetes

García Francés dijo...

Si no llega para todos que el nuevo converso provea


Zapatero, ¿porqué me persigues?

La Biblia, en la Carta a los Hebreos, dice: «La fe es seguridad en lo que se espera, en lo que no se ve».

Al presidente Zapatero le aguardan muy malos tiempos. Habrá hambre y disturbios y gente que se enriquecerá con la desgracia ajena. Y, como Saulo, D. José Luis, se ha caído del caballo y, de quema conventos radical, se ha convertido en casi apóstol. Su fe laica se está derrumbando. Y nos pide fe y esperanza.

Sabe que necesita a la Iglesia y que, según Ignacio de Loyola, “en tiempos de tribulación no conviene hacer mudanza”. Intuitivamente, se arrima a una comunidad con miles de años de experiencia, porque los hombres desesperados se aferrarán a la religión como última esperanza.

Y además, en lo pragmático, nadie como los curas, frailes y monjas, para ejercer la caridad y organizar comedores benéficos. Sin recursos, aunque no los subvencionen como a los artistas.

Por eso, baja las armas que tenía dispuestas para los católicos. Crucifijos, aborto, eutanasia, apostasía, acuerdos con la Santa sede y tutti cuanti.

Porque, al final, el socialismo es un experimento fallido. Y de antesdeayer. No están los tiempos para tanteos. Mejor ir a lo seguro.

Hoy el Secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, es mejor que Erich Fromm. Y las misioneras de la Caridad, mejor que las ONG’s.

Sin tener fe, envidio a quienes la tienen.

Zapatero, ¿porqué me persigues?