domingo, 15 de marzo de 2009

El velo pintado


Ayer terminé de leer El velo pintado, ya iba siendo hora después de tenerlo tanto tiempo en casa, Clares, se me cae la cara de vergüenza, no haberlo leído antes, mañana te lo devuelvo.

Hace ya tiempo hablé de la película, se adapta bastante bien al libro, salvo en algunos detalles (ella nunca llegó a amar al marido, la frase del perro...), que bajo mi punto de vista cambian bastante la perspectiva. El libro es más reflexivo, tiene un tono sarcástico en algunos momentos, que en la película no se aprecian. Muestra bastante bien cómo de cara para fuera las cosas parecen de una manera, pero de puertas para dentro son completamente distintas, el velo pintado es el velo de las apariencias.
"Pero el río, aunque fluía con suma lentitud, aportaba cierta sensación de movimiento y transmitía la melancolía que acompaña a la transitoriedad de las cosas. Todo pasaba, y ¿qué rastro quedaba a su paso?(...)todas las personas, la humanidad entera eran como gotas de ese río, que avanzaban tan cerca unas de otras, y al mismo tiempo tan alejadas, en una marea sin nombre hacia el mar. Si nada duraba más que un breve lapso, y todo era más bien intrascesdente, le parecía más bien absurdo que los hombres, al atribuir una importancia absurda a los objetos insignificantes, se amargasen tanto la vida unos a otros"

"Era como si la casa hubiera quedado vacía apenas un minuto antes y, sin embargo, ese minuto estuviera tan cargado de eternidad que resultaba inconcebible que entre esas paredes volviese a resonar, la conversación y la risa"

2 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Me recuerda a mi padre: él siempre me ha hablado de Maugham como uno de sus escritores favoritos. Piensa que los 'best sellers' han acabado con este tipo de lecturas. Le diré que no es así.

Clares dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado, y no te preocupes en absoluto por la tardanza. No hay problema, si tengo localizado el libro y sé que lo tienes tú, por ejemplo, no tengo prisa ninguna. Incluso a veces pienso que ciertos libros son para que corran entre la gente, si todos tuviéramos esa generosidad. Maughan, particularmente, me es muy querido, y me gustaría tenerlo, pero no tienes que avergonzarte de nada. Cada cual se toma el tiempo que necesita para leer, con eso cuento yo ya. Si te ha gustado, eso era todo. A mí también me pareció que la peli estaba bien, pero que el libro añade la reflexión y detalles importantes.