domingo, 15 de noviembre de 2009

Dormir?


No pienses en mañana.
¿por qué no?
¿es un opción matar al lunes?
Borrémoslo del calendario y entonces odiaremos al martes, así hasta que nos quedemos sin días de la semana. Hasta rayarnos en el nihilismo. No gracias. Cualquier día puede ser un buen día.
Qué suenen himnos!


5 comentarios:

Jaime dijo...

Buena reflexión...si no existieran los lunes odiariamos los martes...me encanta!!
"Hoy es un día perfecto, lo ha dicho en la tele el hombre del tiempo, ...y su mundo es tan pequeño, que mucho me temo que tú y yo no cabemos"

Clares dijo...

Cualquier día puede ser bueno o terrible. Lo importante es acometer la vida como si cada uno fuera el último. Algún día te contaré el cuento del samurai y el gato, con lo cual se hará una luz en tu mente y todos los días serán magníficos. Besicos

jm dijo...

El caso es que siempre acabaremos odiando al primero de la lista

rakel dijo...

Es como la pescadilla que se muerde la cola.
Clares cuéntanoslo porfa.
Yo también necesito tener un buen día.

supersalvajuan dijo...

Aburrido y una pérdida de tiempo.