lunes, 5 de octubre de 2009

Demasiada sangre


A veces los sueños parecen tan reales que cuando te despiertas todavía crees que estas soñando, pues eso es lo que me ha pasado hoy.
He soñado que estaba en casa de la vecina, pero no estaba la vecina ni ningún familiar que yo conozca en la vida real. En su lugar había una persona que no conozco, pero en el sueño se ve que sí lo conocía. Me dice que me quede, pero no estoy bien, sé que no debo estar allí y quiero irme.
A todo esto que empiezo a vomitar, le digo que tengo que irme, él insiste en que no me vaya, me dice que él también está mal. Entonces yo empiezo a vomitar sangre, cojo un pañuelo, lo miro y está ensangrentado. Digo que me voy y por el camino voy tintándolo todo de rojo y no es una película de Tarantino.
Oigo voces del exterior, están hablando de alguien que se ha muerto y por un momento pienso que soy yo. Salgo a la calle, paso por al lado de los que estaban hablando y veo a mi tía, pero ellos no ven a pesar de que estoy delante.
Sigo escuchando la conversación y me doy cuenta de que no hablan de mí , hablan de la hija de mi tía María Isabel( en la vida real mi tía María Isabel no tiene hijas). Decido que me voy a urgencias y me despierto.
Cuando he abierto los ojos el corazón se me iba a salir y no era por ver la cara de Niki Lauda. Tenía un sabor amargo en la boca que ha tardado bastante tiempo en desaparecer.

6 comentarios:

Jaime dijo...

Plas, plas, plas!! Super bien traídas las canciones de Los Planetas!! plas, plas,plas!!!

supersalvajuan dijo...

¿Seguro? ¿Te sentó mal el cocido?

alfonso dijo...

pesadillas?
¿algo te preocupa?
y lo del sabor amargo imagina lo que es, porque has estado a punto de hacer realidad una parte del sueño
venga, que esta noche seguro que duermes bien

Clares dijo...

Y los sueños, sueños son, pero quizás te vendría bien leer un libro que se llama "El sueño lúcido", pues así al menos controlarás qué vomitas y qué no, incluso si lo haces o no lo haces, o al menos disfrutarás de ello como si de un teatro se tratara.

Rafa dijo...

Yo tuve una pesadilla parecida, se moría alguien de mi familia pero no podía saber quién era y no quería preguntar porque todo el mundo estaba fatal. Miraba las caras en el velatorio para descubrir de quién se trataba y no sabía quién podía ser. Al final me decidí a acercarme a la caja poco a poco. Descubrí que era... Pinochet!!!, un sueño surrealista. Empecé a pegarle. A mal sueño buena cara!!!

jm dijo...

Un sueño bastante completo, algunos parecen tan reales que llegar a asustar de verdad.

Salu2