lunes, 12 de enero de 2009

Olvidar el mundo

No es fácil olvidarse del mundo sería como olvidarse de respirar y ya se sabe lo que pasa cuando se deja de respirar. Prefiero no pensarlo, ya llegará mañana, dejemos de pensar, vamos a pensar en nada, pero,¿en qué pensamos cuando pensamos en nada?, ¿es posible no pensar?,olvidemos por un momento el sentido estricto de las palabras y pensemos sólo en el sentido figurado, en tal caso olvidar el mundo es dejar de preocuparnos. ¿Es posible?

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

¿Los de Vetusta Morla no se conforma sólo con conquistar Copenhage? ¿También el mundo?

Clares dijo...

No es posible. Vivimos siempre con el runrún. Dicen que para conseguir el vacío de la mente hay que ejercitarse mucho en el misticismo. Yo ni lo he intentado, por el momento. Lo que hay que procurar, eso sí, es no agobiarse. Yo lo he intentado, y a veces me sale bien.