martes, 27 de enero de 2009

Ya sólo habla de amor

Hace un rato he terminado de leer Ya sólo habla de amor de Ray Loriga, es un libro bastante intimista, se centra en el mundo de Sebastián, en lo que piensa, en lo que siente, en lo que imagina, en lo que escribe, en lo que recuerda, en los polos del mundo real y del imaginario, en la línea que separa la locura de la cordura y en todo lo demás. Lo mejor son las reflexiones, la ironía y las metáforas, es decir, todo. Os dejo algunos fragmentos, he subrayado demasiado y podría copiar el libro entero, pero creo que mejor no.
"Intuir es muy bonito, pero saber es peligroso"

"....no tendrá uno más enfrentamientos poéticos con su contable"

"subía y bajaba su corazón según la marea de las cosas, sólo para que su corazón no se ahogase"

"¿Por qué no habría él de imaginarse como un perfecto caballero capaz de acercarse al amor, de emborracharse con el vino, de soñar al menos por un segundo, con las manos, las caricias, los besos, las lágrimas que se imponen a la derrota, precisamente porque la ignoran?"

"creía que construía cuando en realidad era construido por las circunstancias y creía que soñaba lo que en realidad ya vivía"

"De eso precisamente están hechas las calles los días de lluvia. La luz en las ventanas de las casas ajenas nos hablan siempre de una felicidad que existe sólo fuera de nosotros"

"Es aquí en la antesala del infierno de lo real donde se levantan las apariencias"

"A éste lado del espejo está el mundo, al otro no hay nada"

"Sus matemáticas de la destrucción no daban para tanto"

"El sabía que no era capaz de vivir y no acaba de comprender como del otro lado nadie sentía la misma impotencia"

"su condición de huésped le había permitido ver con claridad que no era en un castillo ni en un palacio donde encontraría el brillo que ahora le faltaba a su vida"
"pero eso que suena muy bien en un cuento de Chejov en el que un amante cavalga millas a través del bosque para sollozar frente a la verja de su amada sin decir ni mu , y volver a caminar después de vuelta a casa, sin que nadie, ni su amada se percate ,eso que en ruso suena tan, iba a sonar muy raro en castellano"

"Y de sus siniestras ecuaciones había sacado la fortaleza para avanzar dos pasos y caer"

"pero el tamaño de Alicia no acababa de determinar el tamaño del mundo, de la misma manera que el tamaño de Gulliver no decidía el tamaño de los gigantes o los enanos"
"A veces la vida nos regala un perro que muerde y que nos impide seguir imaginando desgracias peores"

9 comentarios:

Clares dijo...

Bueno, uno más a la lista. Aunque la verdad es que llevo un tiempo así como encerrada en dos o tres temas concretos que no me dejan florear por otros ambientes ni ir de picos pardos a la buena de dios... las damas japonesas del siglo XI, los libros de teoría teatral, la filosofía de la educación... ¿se me pasará?

mobesse dijo...

Ya que te empeñas, comentaré algo.

Estoy seguro de que la persona que más disfrutará este libro es Ray Loriga. Detrás de esas frases tan (¿tan qué?) no hay una voz, hay una oreja, que se escucha a sí misma.

Y con esto ya he sido bastante malo. ¡Con Ray, claro!

Antonio dijo...

La verdad es que echo de menos mis tiempos en los que los libros en vez de meses me duraban días, disfruta las lecturas, tú que puedes. Por cierto, lo de las colchas americanas es que tienen su aquel para traducirlas. Ah, me encanta la foto de tu perfil. Salu2.

eme dijo...

Clares,la verdad es que hay mil libros por leer y muy poco tiempo :)

Mobesse, para gustos están los colores, a mí sí me ha gustado, de todos modos gracias por el comentario.

Antonio, me alegro de que te guste.

supersalvajuan dijo...

Las metáforas siempre engañan. Al lector, al término imagen y al termino real.

diego j. dijo...

entre la pila de libros que tengo pendientes de leer, éste me llama mucho la atención desde que ví un especial del mismo con el propio ray en un muy buen programa de libros del canal autonómico andaluz; me lo apunto.

García Francés dijo...

Hoy vamos de melancolía, DªEme, la suya más poética que la mía. Me gustará mucho que algún día analice una de mis novelas con tanto interés.

Espero que este recorrido por mi antiguo barrio le agrade. Un abrazo grande.

Nostalgia del Barrio de Salamanca

Hoy me he dado un buen baño de nostalgia. Anoche tomé el coche y esta mañana temprano lo dejaba en las afueras, cerca de la boca del metro que me ha llevado hasta Diego de León.

He pasado por la Asociación de la Prensa de Madrid, donde han sido tan amables de recordarme que en Septiembre llevo inscrito allí 25 años. Me han hundido. ¿Me imaginan con 25 años menos? Entonces, las chicas no miraban a trevés de mí como si fuera de cristal.

Humillado me ha reconfortado ver el Milford enfrente y pensar que allí hay loros y cacatúas mucho peores que yo. Más animado me he metido a pegar la hebra a Diana Cazadora donde compraba las chaquetas de lana cocida austríacas y reparaba mis escopetas. El dependiente, me ha dicho que ya son pocos quienes usan prendas austríacas.

-D. Alfredo, "desde que usted dejó de cazar" (coño, fue en el 87, no en la Edad de Piedra), han salido nuevos tejidos, nuevos materiales y ya nadie quiere las chaquetas austríacas.

Después de este nuevo jarro de agua fría, me largo a Serrano y me compro unas trufas en Santa, antes de meterme al Corte Inglés, esquina con Ayala, para controlar. Siempre he presentado allí mis novelas. Cuatro ya. Y la quinta esperando para salir.

Parado en Claudio Coello, esquina con Ayala, miro mi vieja casa donde tuve comechado durante meses a Alfredo Bryce Echenique. Paseo por el mercado y saludo al pescatero y al frutero. Hecho de menos el Roma donde me localizaron cuando gané el Premio Nacional de Periodismo. Era 1984, joder.

Muerto de la nostalgia paso por Denis, donde tienen los más bonitos calcetines de rombos y las corbatas más bilbaínas de Madrid. Me acerco a Loewe para cambiar un regalo navideño de un amigo y me lo encuentro lleno de rusos comprando como desequilibrados. Me gustaba más cuando arrasaban los japos. Puafffffff.........

He vuelto al coche, salí de Madrid y estoy en una bar de carretera escribiéndoles desde mi vieja laptop.

Nostalgia del Barrio de Salamanca

JC dijo...

Ya que estás con libros, te diré una fecha, 21 de Diciembre de 2021.
Salu2

eme dijo...

Qué pasa se va a acabar el mundo? El mundo se acaba cuando te mueres y punto...Y eso no sabemos cuando va a ser...